Los rastreadores

Aquí te presentamos una propuesta con una puesta en escena muy visual y de gran formato. Un personaje en zancos monta a lomos de un animal fantástico dotado de un gran olfato para descubrir tesoros, agua, vino y sobre todo buen humor.

Un segundo personaje también montado a lomos de otro raro animal le acompaña. Tiene la habilidad de meterse en todo tipo de líos y provocar enredos y divertidas situaciones entre el público.

Si ves a cualquiera de ellos, salúdalos, son los últimos de su especie.